Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

alzoo.es | Nuestras experiencias visitando zoos, núcleos zoológicos, acuarios, botánicos... y mucho más.

Scroll to top

Subir

Jardines de la Fonte Baixa

Jardines de la Fonte Baixa
Jardines de la Fonte Baixa 4.59/5 (91.76%) 17 votes

También conocidos como Jardines de Panrico o del Chano. Se trata del segundo mayor jardín botánico privado de España, con una extensión de 20 hectáreas. Dispone de 568 variedades de plantas de todos los hemisferios, cada una de ellas traída ex profeso de su lugar de origen. Igualmente, cuenta con nueve miradores, cinco estanques, un río y un impresionante lago. Si esto no te ha parecido suficientemente atractivo, no hace falta que sigas leyendo (es broma jeje).

Otros datos muy interesantes de este jardín: hay mas de 10000 camelias, algunas exclusivas, de colección, como una que da 3 variantes en la misma planta (Koyo-ti), y poseen también una de las camelias más antiguas de Europa, que cuenta con unos 400 años.

Su propietario, José Rivera Larraya, comenzó este proyecto hace 20 años, cuando se enamoró de esta privilegiada zona de Luarca. Primero se construyó la casa, y se fueron adquiriendo las fincas, hasta reunir las 58 fincas que hoy componen las 20 hectáreas de estos jardines (para que os hagáis una idea de su extensión, el Jardín Botánico de Madrid tiene unas 8 hectáreas). Una vez adquirido todo el terreno, el equipo de trabajo (actualmente compuesto por cuatro personas) comenzó su diseño, haciendo “desde cero” absolutamente todo. Hay que resaltar que este equipo hizo y hace un trabajo excepcional, no solo con el paisajismo inicial, sino con el mantenimiento y sobre todo con la creatividad que aportan (esculturas realizadas con troncos, arbustos podados en topiario para romper la monotonía…y sobre todo la “sorpresa final”: un original mirador en forma de pirámide creado a partir de la tierra sobrante tras crear un lago que se encuentra a sus pies), y les imprimieron a estos jardines un gran toque distintivo, su carácter estacional, que hace que en cada época del año se transforme y podamos disfrutar un espectáculo diferente:  la inmensa variedad de verdes de la primavera,  el impresionante colorido de sus muchas variedades de hortensia en verano (el azul de la variedad que encontrarás aquí se ha catalogado como el más perfecto), el espectáculo de los liquidámbar o las hayas en otoño, y la floración de camelias, azaleas y rododendros en invierno. Esto hace que cada vez que lo visites puedas ver un jardín diferente, que muta continuamente, un auténtico regalo para los sentidos.

Las visitas son exclusivamente guiadas, con un precio más que razonable. José Manuel, el responsable y quien te llevará por sus caminos, es el mejor guía posible: apasionado de su trabajo, ameno y una enciclopedia andante, se adapta a todo tipo de visitantes: puede dar consejos de jardinería a los más conocedores del tema o contar divertidas anécdotas a los profanos. Sobre el recorrido, tiene cinco kilómetros y dura unas tres horas. A pesar de que hay desniveles, los caminos se han diseñado para que cualquier persona, niños o mayores, lo pueda realizar sin dificultad.   Pero vamos a describir la visita lo mejor que podamos. Este se va desarrollando por distintos paseos, cada uno generalmente con el nombre de la especie imperante: Paseo de los palmitos, de los rododendros, de los abedules, de los magnolios, de las brevas…

Bellísima glicinia en el primer tramo del recorrido.

En el comienzo del recorrido, que parte de un original mirador con forma semiesférica que de noche se ilumina a modo de faro, te podrás deleitar con ginkgos o árboles de los escudos o abanicos, rododendros gigantes traídos de inglaterra, valiosísimos cedros del libano, acebos exclusivos cuya hoja solo tiene un pincho, palmitos, fotinias, granados, madroños, hibiscos, cedros glauca, araucarias…en esta zona hay una densidad enorme, con representaciones de los cinco continentes: plantas tropicales, subtropicales, o flora autóctona, como un castaño de 650 años, rescatado de Tineo. Todo esto desemboca en un impresionante mirador desde el que se puede ver una exclusiva panorámica de Luarca, galardonado en 2013 como el pueblo más bonito de España. Este mirador lo adornan entre otros elementos, varias columnas dacias del siglo I traídas desde Rumanía. Desde aquí, además de ver Luarca a tu derecha, si miras hacia la izquierda podrás hacerte una idea de la magnitud de los Jardines de la Fonte Baixa, con una sobrecogedora vista de la belleza del valle, la llanura, y los miradores opuestos…hasta donde alcanza la vista. A partir de aquí, a través de distintos paseos, descenderás al valle, contemplando azaleas enanas, rododendros de dos colores, hayas, tulíperos de Virginia, cedros, áboles del coral, drónicas, cedros pendulares… Después de un poco, se llega a la mitad del recorrido, donde pararse un momento a reponer fuerzas y, quien lo necesite, utilizar los aseos.

Gunnera Manicata

Gunnera Manicata, junto a una obra galardonada con el Premio Nacional de Escultura.

La segunda parte de la visita se desarrolla en la ladera izquierda, donde, aunque la densidad de vegetación no es tan alta como en la parte anterior, tambien se queda uno maravillado. Podrás ver por ejemplo un bonsai de acer japonés de 250 años, también otra variedad, muy valiosa, deacer de flores que “vuelan”, una preciosa zona húmeda con helechos reales, sauces llorones…y la espectacular gunnera manicata, o paraguas de los pobres de Brasil, cuyas hojas llegan a medir 3 metros cuadrados, de tallo comestible, sus hojas se utilizan para hacer los tejados de las favelas. Por cierto, estas cosas que contamos no es porque seamos muy listos, todas las curiosidades que indicamos nos las contó José Manuel durante la visita jeje…

Otras especies en esta zona son la aruacaria araucana, el pieris japonica o el  cornus o cornejo de Canadá. Otra curiosidad es que en la visita te enseñarán a distinguir el falso bambú del bambú. En los Jardines de la Fonte Baixa cuentan con las dos variedades, más el bambú negro o de acero, el más resistente, con el que en algunos países se construyen andamios o casas. José Manuel nos contó que la útima moda en Corea son las joyas de diseño recubiertas de polvo de bambú.   El recorrido continúa pasando al lado de una zona de jardín oriental, con una espectacular pagoda y unas columnas, donde predomina el color azul, ya que que al parecer en el jardín, además de simbolizar el mar, es un color de la buena suerte según la tradición oriental. En la zona verás un precioso rododendro que matiza en puntos blancos, así como árboles de distintos países: acer palmatum y el árbol del amor de Japón, de Rusia pinos de bola siberianos, de China pinos de Shangai (los únicos del mundo q en cada hoja tienen cinco aciculas, tres azules y dos verdes), orca de judas, naranjo de Mexico (muy oloroso cuando estrujas las hojas :)) Cedro pendulo  Ya a punto de llegar al alto de esta ladera, podrás pedir un deseo en un cedro péndulo, precioso. Como nos dijo José Manuel, “a veces se cumple, a veces no”. Especies representativas de esta zona son los tejos de columna (con su madera, resistente pero flexible, se fabrican arcos), palmeras de la miel, pieris japonica… Entre los objetos singulares repartidos por el paseo se encuentran unas veletas de colección que verás por esta zona, realizadas en cobre y adquiridas en Italia, preciosas y que, como el resto de elementos decorativos, también imprimen un carácter único a estos jardines. Desde esta zona, además de seguir viendo Luarca, se ve la ladera opuesta, y se distinguen las líneas que marcan sus distintos paseos:  los preciosos leptospermum, sobre ellos los magnolias y más arriba los abedules. Uno de los ejemplares más espectaculares en este tramo es la palmera de cinco brazos, también llamada palmera imperial en honor a la emperatriz Sissi. La palmera que verás aquí vino de El Huerto del Cura, en Elche, el palmeral más extenso de Europa.

Araucaria excelsior

La fructificación de la araucaria excelsior, algo que sólo se ve cada 35 años.

Más especies de esta área: callistemon o limpiatubos, heliotropos, juníperos o enebros (que prodeucen las bayas esenciales que se usan para la ginebra), y varias araucarias excelsior, un árbol antiquísimo, que fructifica cada 35 años…y tuvimos la suerte de que coincidiese ahora! Más adelante verás el árbol más antiguo de los jardines: un algarrobo de Valencia, con una data de 1012 años, que lógicamente tiene un tronco impresionante. Por esta zona también pasarás al lado de un estanque que realizaron para tener reserva de nenúfares y alocasias u orejas de elefante. Para purificar el agua y favorecer la presencia animal, también se pusieron algas del oxígeno.   Cuando se está llegando al alto, hay un mirador que ofrece unas vistas preciosas: a la derecha Luarca, y a la izquierda las playas. Y para rematar de la visita se llega a la “sorpresa final”, el lago y la pirámide. El lago, que también se hizo ex profeso, tiene una extensión muy importante, y está lleno de nenúfares gigantes, que en verano llegan a tapizarlo casi por completo. En él también hay vida animal, ya que, como habíamos comentado en otro estanque anterior, se colocaron en él plantas del oxigeno. Podrás ver kois y cometas, y se han catalogado mas de 27 especies de aves migratorias que paran allí: patos, gacetas, ánades…

Bancos en el mirador de la pirámide, con vistas al mar.

Sobre la pirámide, se trata de un mirador que se hizo aprovechando la tierra que se extrajo para el lago, que, aunque llama la atención, se encuentra perfectamente integrado en el paisaje, tanto por su color y forma orgánica como por la hiedra que lo cubre. En este aspecto, José Manuel nos contó que, aunque el trabajo que hacen en los jardines es de “corrección” del entorno, siempre lo respetan. Desde el mirador las vistas son, al igual que desde cualquier punto de estos jardines, privilegiadas. En su interior hay un par de bancos donde sentarse un rato a contemplar el mar, y a descansar después del atracón de emociones que supone la visita a los jardines de la Fonte Baixa. En el lago se reflejan la pirámide y los menhires que decoran esta zona, traídos desde una histórica cantera segoviana (que desarrolla su trabajo desde el s.XVIII), de hecho fueron de las primeras extracciones.   Y antes de tomar el camino de vuelta, José Manuel nos muestra los olivos mas antiguos del jardín, de unos 800 años de antigüedad, un broche de lujo para esta visita que no olvidaremos nunca.

Galería Fotográfica

 

Información Útil
  • Abedul, Abedul pendular, Acacia de Constantinopla, Acebo variegata, Acebo, Acebuche u olivo silvestre, Acer palmatum rojos, verdes y rizados, Algarrobo, Alocasia u oreja de elefante, Araucaria araucana o pino chileno, Araucaria excelsior, Arbol del amor, Arbol del coral, Arce rojo, Azalea, Bambú, Bambu de acero, Breveras, Calistemo o limpiatubos, Camelia, Catalpa, Cedro, Cedro péndulo, Cica o palma de iglesia, Ciclamor o árbol del amor, Cinamomo, Cornejo, Dracaena de Australia, Drago, Enebro, Erica o Brezo de Sudáfrica, Estrelitzia gigante o ave del paraíso, Falso bambú, Ficus benjamina, Glicinia, Granado, Gunnera manicata, Hayas verdes y rojas, Helecho arbóreo de Tasmania, Helecho real, Heliotropos, Horca de Judas, Hortensia, Laurel, Leilandi, Leptospermum de nueva Zelanda o manuka, Liquidámbar, Madroño, Magnolia, Magnolia japónica, Magnolio, Mahonia, Melero o flor de miel, Metrosidero o árbol del hierro, Morera péndula, Naranjo amargo, Naranjo de Méjico, Nenúfar, Olivo, Palmera de cinco brazos, Palmera de la miel, Palmera Phoenix canadiense, Palmito, Palo santo, Papiro, Pata de elefante, Pieris, Pieris japonica, Pino de agua, Pino de bola siberiano, Pino de Shangai, Pinsapo azul, Pistachero, Pittosporum, Robinia, Rododendro, Rosa de Jericó, Rosal, Sauce llorón, Sauce tortuoso, Tejo, Tilo, Tuca, Tulipero de virginia, Tuya, Washingtonia

    • Aseos
    • Venta de plantas de temporada

  • Horarios

    Abierto todos los días, las visitas (únicamente guiadas y previa reserva) se realizan a las 11:00 h y las 16:30. Hay cierta flexibilidad para las primeras reservas, pudiendo adaptarse a las necesidades del grupo.

    Tarifas 2014
    Grupos menores de 8 personas:

    • Adultos 4€
    • Niños de 5 a 15 años 1€
    • Menores de 5 años entrada libre.

    Grupos de más de 8 personas:

    • Adultos 3€
    • Niños de 5 a 15 años 1€
    • Menores de 5 años entrada libre.

 
Ubicación y Contacto

Jardines de la Fonte Baixa

  • Situación: El Chano, Valdés.
  • Teléfono: 678865276

Previsión Meteorológica
El Tiempo en Luarca

Comentarios

Comments

  1. 1758982649

    Nos han preguntado por el libro de los jardines… Hasta donde sabemos hay que comprarlo allí mismo, no se vende en librerías.

  2. 100004659663859

    Habrá que ir a conocerlo, tiene muy buena pinta, ;-)